Roberto, hijo

 

Entre tus zapatos y tu andar travieso
hijo mío de mis sueños, te contemplo!

Y viéndote crecer de prisa
en esa plenitud de tu sonrisa
-me contento-

Y como un roble entre los bosques
...tu simiente crece…

Y atrás quedó esa infancia tuya…
escondida en mi memoria
- inmaculada-

Susurro de un recuerdo sacro
que retengo entre mi alma

Y dibujo con mi verso tu mirada
...en serenata!

Eileen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hijo, Dios te bendiga

Hijita mía, Dios te bendiga

Los ojos de mi hijo