A mis hijos amadísimos


Más allá de mi silencio he de escucharte…
dulce mío en el sustento de los labios,
...en el súbito susurro de un suspiro...
y en la frágil calidez del corazón!

Eileen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hijo, Dios te bendiga

Hijita mía, Dios te bendiga

Los ojos de mi hijo