POR EL AMOR A UN HIJO

IRRENUNCIABLE

Quién puede renunciar
(a su simiente)
ni al hijo que su vientre
vio crecer

Ni al alma...
que le enseña que le ama
pedazo de mi vida
MI QUERER!!

Eileen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hijo, Dios te bendiga

Hijita mía, Dios te bendiga

Los ojos de mi hijo