jueves, 20 de octubre de 2011

Herencia, para que ustedes, hereden de su vida, cosas buenas!



POR ESO HIJOS MÍOS...YO LES COMPARTO ESTE POEMA, QUE ES LA HERENCIA QUE RECIBÍ EN MI VIDA...
LES COMPARTO, LA HERENCIA DE SU MAMI

He heredado de mi madre la ternura
del amor que me daba cada día,
y tal vez algún rasgo en mi figura...
que me hacen recordar cómo lucía.

De mi padre heredé la valentía...
y la lucha de buscar una salida,
ese ingenio eficaz y aventurero...
permitiéndome alcanzar lo que deseo.

Yo heredé de la vida la constancia...
arraigada a través de la experiencia,
aprendí que a pesar de la tormenta.
que esta vida de verdad vale la pena.

De mi abuela yo heredé la tolerancia...
tantas cosas enseñadas en mi infancia,
el valor sobre las canas y los años...
y también a recostarme en su regazo.

Y de mi Dios yo heredé un nuevo camino
...confiando en que Él guía mi destino,
la bondad, el perdón y la esperanza...
y yo aprendí a cantarle una alabanza.

Y heredé del amor de un compañero
la caricia que se entrega en un te quiero,
la vivencia... madurez y la paciencia...
requerida al confrontar desavenencias.

De mis hijos heredé este mundo nuevo!
de alegrías, de osadía y algo bueno...
cuando loca de emoción yo contemplaba,
la inocencia que fluía en sus miradas.

Heredé de mis mascotas el delirio....
de reirme con sus gracias como un niño,
y de ver las travesuras con mis hijos...
cada vez que se cruzaban sus caminos.

Del trabajo heredé el aprendizaje...
y también aprendí a ser responsable.
y a ponerme de pie cada mañana...
entregando lo mejor en mi jornada.

Y también he heredado con el llanto,
el valor de afrontar los desencantos...
y guardar...a pesar del sufrimiento...
la pureza donde crece el sentimiento.

Heredé de mis amigos la lealtad
de decirnos todo el tiempo la verdad,
y también con esa magia y la aventura...
cada vez que nos contamos mil locuras.

De la vida he heredado mi carisma...
del amor ilusiones y caricias...
de mis hijos la alegría y la belleza...
y de Dios yo heredé la fortaleza!

Te agradezco Vida mía... tanta herencia!
...desatinos y también mi inteligencia...
y permite que esa herencia recibida...
pueda siempre con mis hijos compartirla!


Eternamente, SU MAMÁ


Y el día en que ya no esté, podrán venir a este rincón
y recodar cuanto amor alberga mi corazón por ustedes dos, mis muy amados tesoros, que Dios me permitió tener entre mis brazos!

Por eso, dejo mis letras, 

como una huella de mi eterno amor

POR SU EXISTENCIA!


Gaby, amada hija mía....
Se siempre buena, dulce y honesta.
Que en tus ojos brille la luz de Cristo
y que de tus manos, nazcan caricias nuevas
para el hombre que amas
y que tus pasos conduzcan a lo eterno
como una lumbrera en vida.
Que de tu vientre nazcan hijos que amarán eternos
y que el canto de su voz de niños
sean un plenilunio, al decir "te quiero"
y tu dulce corazón se alegre en sus caminos
y que siempre, siempre...hagas el bien!

Roberto, hijito mío tan amado:  
Se un hombre a imagen de Jesucristo
con un corazón sensible, bondadoso y siempre digno.
Que cuando tu boca se abra, diga bondades
y de ella brote la verdad eternas.
Que tu simiente crezca fuerte
y les des todo tu amor y un buen ejemplo,
junto a la mujer que Dios te entregue como esposa
y tu hónrala con tu actuar y tu presencia.


Y que en ambos, mi corazón perdure
en su alma, su vida y su memoria!


Por siempre en su ,
Quién más los ha amado,
Su Mami



No hay comentarios:

Mis visitas